Fin del Consejo del Escriba... pero no de la ayuda



Tuve suficiente tiempo para probar el legado Consejo del Escriba y, si bien ayuda mucho al jugador que empieza segundo, trae consigo una cuestión indeseable, que me convenció de que hay que dejar de usarlo. ¿A qué cuestión me refiero?

La posibilidad de obtener la respuesta justa en el momento justo 😭.

Esta idea era al principio una de las cosas más fuertes, quizás, que traía consigo el Consejo del Escriba. Pensé que podía ser interesante. Sin embargo, conforme fuimos testeando el Consejo, sentí que era una herramienta muy potente para el que empieza segundo. En su momento, creí que "dar vuelta un partido" (una de las posibilidades que permite el Consejo) podría ser algo positivo; pero descubrí que puede ser bastante molesto. Pongo un ejemplo: armás una estrategia "anti-meta"; es decir, estudiaste y ya tenés en claro cuáles son las cartas que más se juegan y decidís aprovechar esas "otras" cartas que no se están usando tanto y que pueden darte una ventaja. Jugás el partido y sentís que sorprendiste a tu oponente... pero este usa el Consejo y accede a "la carta justa" que necesita para desbaratar tu sorpresa. 😡Eso no es tan divertido.

Por eso, el Consejo del Escriba, a partir de este mismísimo momento deja de usarse.

¿Y entonces? A partir de ahora, el jugador que empieza segundo, comienza el juego con una carta más a su elección. Eso es todo. Lo mismo que venimos haciendo con el Consejo, pero con la diferencia de que ya no vas a poder esperar a ver el desarrollo del partido y traerte la carta justa. Si empezás segundo seguirás teniendo una ayuda (1 carta más, dos usos más). Tus gestiones seguirán siendo más potentes, seguirás teniendo dos usos más que tu oponente, todo eso sigue igual.

¿Preguntas, opiniones? Como siempre te invito a dejar tus dudas en el posteo de face y dejar un corazón aquí, en este artículo.

¡A seguir creando estrategias!

34 vistas
Todos los derechos reservados  2017—2020